¿PARA QUÉ COACHING?

 

Este término anglosajón significa entrenamiento, ya sea en la vida personal, profesional, o como más habitualmente conocemos en el deporte. Tu coach será ese entrenador que tal y como el tiempo verbal de la palabra indica (gerundio = acción), te empujará a salir a la cancha de juego, te acompañará en la consecución de tus objetivos y te llevará a alcanzar unos resultados “extraordinarios” más allá de las expectativas iniciales, a…

 

 

despertar el líder que hay en ti.

 

Un buen coach dispone de las herramientas, el entrenamiento y la capacitación para para ayudarte a:

 

Si sientes “un garbanzo bajo tu colchón, una piedra en tu zapato”

 

Si sientes que hay algo en tu vida que no te gusta (con tu pareja, tu jefe, o con tu equipo) que no funciona como crees debería, si lo has identificado claramente (y si no, tu coach te ayudará a acotarlo), entonces necesitas un coach. Pero no esperes que el coach te aconseje o te diga lo que tienes que hacer.

 

 

 “Coaching es el arte de hacer preguntas”

 

Tu coach te hará esas “preguntas poderosas” que te impedirán seguir contándote la “historia” que habitualmente te cuentas, y te llevará a descubrir por ti mismo el qué y el cómo. Quizá ese es el secreto del Coaching ontológico, te empuja y acompaña hacia el necesario cambio de observador que multiplicará exponencialmente tus posibilidades de actuación y consecuentemente tus resultados.

email
email